Blog

El importante papel de la cerveza en la antigüedad

Imagen: Amigos de la Egiptologia

La historia de la cerveza tiene una larga trayectoria  desde la antigüedad, y una nueva pieza de esta historia se descubrió el mes pasado cuando el gobierno egipcio anunció que un equipo de arqueólogos egipcios y estadounidenses había descubierto lo que podría ser la fábrica de cerveza más antigua del mundo.

La fábrica fue desenterrada en Abydos, a 450 km de El Cairo y al oeste del río Nilo. Abydos es principalmente conocido por sus templos y costumbres funerarias, y sus monumentos en honor a Osiris, el dios de los muertos. El descubrimiento se realizó en el sitio de un antiguo cementerio, y se cree que esta fábrica de cerveza data del reinado del rey Narmer, quien vivió y gobernó hace más de 5000 años.

La fábrica fue construida para suministrar cerveza para rituales y cerremonias. La cervecería en sí estaba dividida en ocho grandes secciones, cada una de las cuales contenía 40 vasijas de barro para mezclar grano y agua. En su mejor momento, la cervecería pudo haber producido hasta 22,400 litros cerveza a la vez. La cerveza era una parte importante del antiguo Egipto, ya que la bebían todos, desde los faraones hasta los campesinos, e incluso a veces se utilizaba como moneda para pagar a los trabajadores.

Sin embargo, la fábrica de Abydos no fue el primer lugar en el que se elaboró cerveza. Se cree que la bebida alcohólica más antigua del mundo proviene de China, pero la cerveza surgió en el Medio Oriente. La fábrica es más o menos contemporánea con recipientes de cerámica que se encuentran en la antigua Mesopotamia. Para los antiguos sumerios, la cerveza era un alimento básico, ya que era más saludable que beber agua de los arroyos, que a menudo estaba contaminada con desechos animales.

La cerveza egipcia antigua estaba aromatizada con mandrágoras, aceite de oliva y dátiles, lo que explicaba la dulzura. Fue solo con el auge de la cerveza entre los monjes medievales que se agregaron lúpulos a la mezcla, varios siglos después. Aunque el lúpulo es una de las bases de la cerveza en la actualidad, ya en el siglo VIII los cerveceros usaban una combinación de ingredientes botánicos que, como el lúpulo, evitaban que las bacterias crecieran en el líquido.

Antiguamente, los aditivos en las cervezas eran muy usuales; las cervezas de verano bávaras, por ejemplo, se fermentaban en barriles abiertos que estaban expuestos a bacterias. Para encubrir el sabor de estas cervezas de verano, los cerveceros agregaban otros ingredientes como legumbres, sal, tiza, hollín e incluso bilis de buey y sangre de pollo.

Posteriormente, la popularidad de la cerveza llevó, casi inevitablemente, a su regulación. En 1156, la ciudad de Augsburgo aprobó un decreto insistiendo en que la mala cerveza se destruyera o distribuyera entre los pobres. En 1336, la ciudad de Munich había designado inspectores de cerveza y en 1516, el duque bávaro Wilhelm IV emitió el Reinheitsgebot, o Ley de Pureza, que estipulaba que solo la cebada, el lúpulo y el agua podían usarse en la cerveza. Este decreto es la regulación de seguridad alimentaria más antigua del mundo.

A pesar de que varios siglos después, las regulaciones y recetas de cerveza han cambiado drásticamente, esta bebida sigue siendo una parte esencial de la humanidad, con un reinado que abarca miles de años.

TheBeerLabTeam

Fuente: The Daily Beast

Cerveza submarina en un barco hundido

Imagen: La Izquierda Diario

Un grupo de cerveceros apasionados en Mar de Plata, Argentina, se propusieron llevar la cerveza artesanal a nuevas profundidades, literalmente. Los propietarios de tres cervecerías se asociaron con una escuela de buceo local para llevar a cabo un experimento cervecero único: sumergir varios barriles de cerveza a 20 metros bajo el agua, en los vestigios de un barco hundido, con el objetivo de observar cómo la presión y las condiciones marinas modificaban la cerveza.

Imagen: NY Times

Para el experimento, los cerveceros decidieron utilizar una oscura strong ale con un nivel de alcohol muy elevado, de alrededor de 11%. Esta bebida, sin embargo, estaba planeada para usarse combinada con otra cerveza para finalmente producir aproximadamente 2000 botellas. Las ganancias de esta cerveza estaban destinadas a un museo de ciencias local.

Pasaron meses obteniendo los permisos para colocar los barriles en el Kronomether, un barco abandonado de la era soviética, que se hundió en 2014 y se había convertido en el lugar favorito de los buceadores recreativos. Después de esta larga espera, además de atrasos ocasionados por la pandemia, los barriles fueron sumergidos en noviembre del año pasado.

Sin embargo, el experimento se tornó amargo hace unas semanas, cuando, a sólo un día antes de que los barriles iban a ser sacados del agua, desaparecieron. Aparentemente, alguien se robó los barriles, o simplemente los liberó para que flotaran a la deriva. En cualquier caso, los cerveceros están desocncertados y desolados debido al gran esfuerzo que había implicado el experimento.

Sin embargo, a pesar de tan desagradable situación, los cerveceros han decidido no darse por vencidos, y planean internarlo de nuevo pronto, esta vez con esperanzas de tener éxito en hacer cerveza subacuática.

TheBeerLab Team

¿Qué hace a una cerveza orgánica?

TheBeerLab

Todos hemos esuchado en incontables ocasiones la palabra “orgánico” como sinónimo de un alimento saludable, de origen natural o que no contiene químicos. Mientras que en muchos casos este término es empleado como una estrategia comercial, cuando hablamos de cerveza orgánica existen rigurosos estándares que certifican el origen de cada ingrediente a lo largo de todo el proceso de elaboración.

Para que una cerveza sea certificada como “orgánica”, sus ingredienntes deben cultivarse sin pesticidas o fertilizantes sintéticos, y en un suelo que no haya tenido químicos durante al menos tres años. Además, no se puede usar ningún GMO (Organismo Genéticamente Modificado) en una cerveza certificada como orgánica. Así pues, hay tres niveles diferentes qué tan orgánica es una cerveza:

100% orgánica: este es el nivel más alto, e implica que todos los ingredientes son 100% orgánicos. Además, indicaa también que todos los elementos utilizados en el procesamiento de la cerveza son estrictamente orgánicos.

Orgánica: si la etiqueta de una cerveza simplemente dice “orgánica” y no “100% orgánica”, significa que al menos el 95% de los ingredientes son orgánicos.

Elaborado con ingredientes orgánicos: esto implica que al menos el 70% de los ingredientes son orgánicos. Sin embargo, la cerveza puede contener una mezcla de formas orgánicas y no orgánicas de los mismos ingredientes (como lúpulo o malta).

Los atributos por los que las cervezas orgánicas resaltan entre otras son la frescura de sus ingredientes, que pueden además ser obtenidos de forma local; además de que se apegan a las maneras más tradicionales de hacer cerveza, convirtiéndola en una experiencia auténtica. Por otro lado, el hecho de que no se utilicen conservadores u otros aditivos garantizan que se trata de un producto fresco, reciente y natural.

TheBeerLabTeam

TheBeerLab en el marco del Día Internacional de la Mujer

TheBeerLab

El 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, y no existe mejor momento para reflexionar acerca de las grandes carencias y desigualdades que las mujeres enfrentamos diariamente en un país como México. A pesar de los avances logrados, no debemos olvidar que aún falta un largo camino por recorrer. Es nuestra responsabilidad desde nuestra posición pedir más cambios, pero también celebrar la valentía y la determinación de las mujeres que han jugado un papel clave en la historia de sus países y comunidades.

Parte de la lucha es reconocer nuestras posiciones de privilegio, y utilizar las oportunidades que tenemos para encontrar formas innovadoras en las que podemos abogar por la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, en especial en las esferas relativas a los sistemas de protección social, el acceso a los servicios públicos y la infraestructura sostenible.

No hay una sola manera “correcta” de impulsar el cambio; al contrario, debemos analizar cómo apoyar desde nuestra trinchera. Para nosotros, este ámbito es el mundo cervecero, dentro del cual las mujeres han sido históricamente relegadas a papeles menores o no han sido tomadas en cuenta como las valiosas integrantes que son para la creación de la cerveza.

En The BeerLab buscamos fortalecer el papel clave que desempeñan las mujeres en la industria cervecera actual. La igualdad de género y el empoderamiento femenino son prioridades en nuestro equipo de trabajo. Trabajamos con un equipo diverso, en el que las mujeres son parte clave de nuestra operación: ¡es justamente una mujer quien hace nuestra cerveza!

Parte de ser una empresa responsable es seguir generando espacios de cambio, inspirando e impulsando a más mujeres para atreverse a tomar papeles protagónicos en los ámbitos que decidan hacerlo.

TheBeerLabTeam

¿Cómo hacemos nuestra cerveza en TheBeerLab?

TheBeerLab

En TheBeerLab nos encanta la cerveza artesanal. Creemos en la creatividad y la sustentabilidad del proceso cervecero, desde diseñar recetas desde cero hasta compartir los productos finales con amigos y familia. Hoy, te queremos contar nuestra manera de hacer cerveza en TheBeerLab.

Para empezar, antes que nada somos amantes de la cerveza; nos encanta probar y conocer cervezas que expanden nuestros horizontes y nos hacer desarrollar nuevas ideas. Tenemos un enfoque divertido y abierto de la cerveza, creemos en la innovación y la experimentación, en hacer el proceso cervecero dinámico y adaptable.

Nuestra manera de hacer cerveza parte de la inspiración por crear cosas nuevas, únicas y que se puedan compartir y disfrutar. Por eso, creamos las recetas desde cero, buscando capturar la esencia de Yucatán en cada una de ellas. Incorporamos ingredientes frescos y locales que le dan una dismensión auténtica a nuestras cervezas: frutas de temporada, flores locales, sabores y aromas yucatecos.

Además, creemos en la manera tradicional de hacer cerveza, por lo que realizamos todos nuestras procesos a mano y en cantidades controladas que nos permiten siempre contar con la mejor calidad posible. No utilizamos químicos ni conservadores, ni filtramos nuestra cerveza. Nos gusta la cerveza libre, sin procesar, que verdaderamente se sienta hecha en casa.

Elaboramos nuestra cerveza siempre teniendo en mente la sustentabilidad de nuestros procesos, insumos e ingredienntes para ser responsables ambientalmente. Constantemente evaluamos nuestra producción para buscar maneras de mejorar la eficiencia de la fabricación.

En TheBeerLab hacemos cerveza completamente artesanal, sustentable y orgullosamente yucateca.

TheBeerLabTeam

El proceso creativo detrás de una cerveza artesanal

Imagen:TheBeerLab

Detrás de toda cerveza artesanal hay un cuidadoso y balanceado proceso que permite a los maestros cerveceros expresar los sabores, aromas y sensaciones que desean en su cerveza. Como cualquier gran chef, los cerveceros desarrollan recetas que pasan por varias pruebas y errores, con el fin de lograr el resultado perfecto.

Si bien existen muchas recetas básicas que se pueden seguir si apenas estás iniciando a elaborar cerveza, para los cerveceros más experimentados la diversión está en modificar estas bases, experimentando con diferentes proporciones e ingredientes. Sobretodo, se trata de desarrollar recetas únicas, que traigan algo nuevo y emocionante a la mesa, que incorporen ingredientes locales y que despierten la curiosidad de aquellos que las prueban.

Generalmente, una nueva receta se desarrolla a partir de una receta que ya existe y que ya ha sido probada por el maestro cervecero. A partir de ahí, se evalúan el perfil de esta cerveza y se consideran cuestiones como qué sabores podrían ser más intensos, qué sabores opacan a otros, qué otros ingredientes frutales complementarían a esa cerveza, o qué aromas se quieren acentuar o atenuar. Una vez hecho esto, empieza una lluvia de ideas y combinaciones, y posteriormente se ponen manos a la obra.

Al diseñar una receta, antes que nada se tienen que tomar en cuenta los ingredientes básicos: la malta y el lúpulo. Ya que estos dos ingredientes son los responsables de la mayor parte de los sabores y aromas de una cerveza, éstos son los primeros que se deben adaptar y pensar. La malta determinará el estilo de cerveza que se va a elaborar, ya que otorga el color y dulzor a la cerveza. Por otro lado, el lúpulo balancea el dulzor de la malta y otroga amargor y notas aromáticas.

Una vez considerados estos ingredientes, el maestro cervecero puede elegir complementar la cerveza con otros ingredientes como frutas, flores, infusiones e incluso alimentos. Es así como surgen las cervezas únicas que podemos conocer, como aquellas con sabores de temporada (pumpkin spice) o con frutas.

Es importante recordar que las recetas no son una ciencia cierta, y que deben pasar por varias pruebas y ajustes hasta alcanzar el producto imaginado, e incluso durante estas pruebas pueden surgir nuevas ideas que hacen que la receta cambie de dirección completamente! Se trata de un proceso creativo en constante evolución, que responde a todos los factores que nos rodean, ya sean tendencias, frutas de temporada, o incluso el clima!

TheBeerLabTeam

¿Cómo degustar cerveza?

Imagen: Loopulo

En nuestro blog pasado hablamos sobre los aspectos organizativos de un beer tasting, y en esta ocasión nos enforcaremos en cómo asegurarse de que experimentamos correctamente todos los sabores y aromas al degustar la cerveza.

Para empezar, es necesario que la manera en la que estamos sirviendo y bebiendo la cerveza sea adecuada. Para esto, hay algunos aspectos que considerar:

Sirve la cerveza en el vaso correcto. No se recomienda beber la cerveza directamente de la botella, sino usar un vaso de cristal para servir una cantidad pequeña de líquido. Mientras más rica en aromas complejos sea la cerveza, más se recomienda utilizar un vaso tulipa, con base y tallo. Para cervezas más simples, un vaso de pinta está perfectamente bien.

Controla la temperatura de la cerveza. Diferentes estilos de cerveza tienen diferentes temperaturas idóneas para apreciar todos los sabores y aromas que ofrecen. Como regla general, la cerveza debe servirse entre 4ºC y 12ºC.

Tómate el tiempo de hacer paso a paso la degustación. Empieza por lo más evidente: el aspecto de la cerveza. Fíjate en su color, opacidad, espuma, si es turbia o cristalina; esto te puede decri mucho de una cerveza.

Antes de dar un trago, aprecia los aromas que desprende la cerveza; intenta identificar la fuerza, persistencia y notas que puedes detectar.

Ahora sí, es hora de beber. Da un trago pequeño, y procura mantener la cerveza en tu paladar unos segundos. Juzga primero los sabores que puedes identificar; si notas algún sabor familiar, notas dulces o tostadas, frutales, amargas o ácidas. Nota también cómo es el cuerpo de la cerveza; si es muy carbonatada, la intensidad, el balance con el alcohol. Por último, después de tragar analiza qué gusto deja en tu boca.

Después de seguir todos estos pasos, tendrás una muy buena idea de qué oppinas de la cerveza que acabas de probar, de tu impresión general. ¿Es una cerveza que volverías a tomar? ¿Para qué tipo de ocasión o comida se gustaría beberla? ¿Qué te gustó/ qué no te gustó de ella?

Recuerda que después de todo, un beer tasting es la oportunidad perfecta para expermientar, probar tus límites y descubrir nuevos gustos!

TheBeerLabTeam

Cómo hacer un beer tasting

Imagen: iStock

Una de las mejores cosas de la cerveza es que tiene la capacidad de unirnos y conectarnos con otras personas, mientras disfrutamos y aprendemos, y una de las mejores formas de hacer esto es con un beer tasting. Para organizar un beer tasting exitoso, te dejamos los siguientes tips:

  1. Elige a tus invitados

Piensa bien en qué personas conoces que podrían disfrutar la experiencia de conocer nuevas cervezas; considera que hay personas que no toman alcohol, o que no disfrutan de la cerveza. Si conoces gente a la que le guste la gastronomía, probar nuevas comidas y aprender sobre ellas, pueden ser los invitados perfectos.

2. Elige qué cervezas van a probar (y cuántas comprar!)

Puedes selecionar las cervezas por estilo, aromas y sabores, o incluso por temporada. Considera también a tus invitados: si son nuevos en el mundo de la cerveza elige estilos accesibles y no muy complejos, que puedan disfrutar. Si por otro lado, sientes que tus invitados son aventureros, busca cervezas que sean raras, únicas y poco comunes. Para la cantidad de cerveza que necesitarás, calcula mutliplicando la cantidad promedio de una prueba (3 oz) por el número de invitados.

3. Prepara tu espacio

El espacio donde organices tu beer tasting debe estar libre de fuertes olores, ya sea de comida, perfumes o aromatizantes, ya que estos aromas pueden afectar cómo percibes los perfiles de cada cerveza. Si planeas cocinar algo, calcula que haya tiempo suficiente para que los olores se dispersen.

4. Elige el orden de las cervezas

Al probar varias cervezas en un periodo corto de tiempo, es necesario ordenarlas para poder apreciar de la mejor manera todos los sabores y aromas. Como regla general, empieza con las cervezas con menores ABV y IBU, y termina con las mayores. Piensa también en la experiencia: ¿habrá alguien que guíe a los demás, que explique cada cerveza, o será cada quien por su cuenta y a su ritmo?

5. A beber!

La parte más importante es, por supuesto, beber la cerveza. Sirve las muestras en vasos adecuados, y acompaña sólo con pan o botanas con sabores neutros que limpien el paladar. Comenta con tus invitados las impresiones que tiene cada quien de la cerveza, qué aromas detectan, y hagan notas para poder comparar entre cada cerveza que prueben. Y sobretodo, disfruten!

TheBeerLabTeam

Fuente: Stuff every beer snob should know

¿La cerveza artesanal necesita pasteurizarse?

La pasteurización es una técnica ampliamente empleada en diversos productos que consumimos diariamente, que funciona al calentar el producto con el fin de inhibir el desarrollo de microorganismos y así aumentar su tiempo de vida. En el caso de la cerveza, el uso de este proceso se debate mucho entre cerveceros artesanales, ya que muchos no consideran que sea necesario.

En casi todos los casos, el consenso es que no se debe pasteurizar la cerveza artesanal, ya que se puede almacenar sin problema y se consume en un periodo de tiempo corto, por lo que no requiere una vida extendida, como en el caso de la cerveza industrial que necesita mantenerse durante meses.

Sin embargo, la principal razón por la que se decide no pasteurizar la cerveza es por el sabor, que se dice es notablemente afectado por el proceso, y como sabemos, en una receta de cerveza artesnal es esencial mantener todos los sabores y aromas tal cual fueron diseñados. Por otro lado, existen cervecerías que defienden el proceso, diciendo que la cuestión del sabor es más subjetiva, y que realmente no ha una afectación tan grave como para poder distinguirlo a ciegas.

El proceso a escala indistrial puede realizarse mediante diferentes técnicas y con equipos especialiazados que son costosos y difíciles de conseguir, razón por la cual muchas microcervecerías también prefieren no utilizarlo. Por supuesto, también existe una manera de pasteurizar cerveza en casa, usando una olla con agua caliente para sumergir las botellas y así elevar su temperatura.

Imagen: Cervezal

Realmente, el consenso general es que sólo vale la pena pasteurizar la cerveza en caso de que se busque almacenarla por periodos de tiempo muy prolongados, de otra manera, el proceso no es necesario.

TheBeerLabTeam

Fuentes:

American Craft Beer

¿Lúpulo para combatir el cáncer?

Imagen: GROW

A lo largo de nuestros blogs hemos hablado extensamente sobre el lúpulo, ya que como sabemos, es esencial en la elaboración de cerveza. Las propiedas del lúpulo han sido ampliamente estudiadas, y ahora, un equipo de científicos checos han empezado a experimentar con esta planta, modificando genes selectos para activar ciertas enzimas, ácidos y otros componentes del lúpulo.

El equipo, perteneciente al Biological Center of the Czech Academy of Sciences ha experimentado con diferentes propiedades del lúpulo, logrando editar genéticamente a éste para responder de ciertas maneras: el primer objetivo de los científicos fue el gen de una enzima que regula la producción de tintes de hojas. Cuando éste se “apaga”, las hojas se vuelven blancas. El experimento fue un éxito y las hojas de las plantas se volvieron completamente blancas o como un mosaico de color verde-blanco.

Ahora, los científicos planean estudiar los genes responsables de la producción de ácidos amargos, lo que mejorará la calidad de la cerveza en la elaboración. Pero eso no es todo: este equipo también se centrará en la producción de flavonoides prenilados, un grupo de compuestos químicos que actúan contra el cáncer, las bacterias y la inflamación.

Los compuestos beneficiosos del lúpulo ya han captado el interés de la industria farmacéutica en el pasado, y se pueden usar como ingrediente activo en diferentes medicamentos. Las investigaciones aún están en progreso, pero es increíble pensar en que se podría crear cervza con lúpulos que combaten el cáncer!

TheBeerLabTeam

Fuente: expats_cz