Blog

What´s in a name: IPAs

Si eres un aficionado de la cervezas seguramente has escuchado sobre las IPAs, un estilo que se ha adquirido gran renombre durante las últimas décadas, y cuya popularidad sigue en ascenso. Sin embargo, ¿conoces la historia detrás de estas cervezas?

Para empezar, debemos entender de dónde viene su nombre; “IPA” quiere decir India Pale Ale, y debe su nombre a las travesías que realizaba la Compañía Británica de las Indias Orientales para trasnportar especias desde India y áfrica hasta el continente europeo. Uno de los cargamentos más valiosos era la cerveza, pero ya que los viajes podían extenderse por meses, y sin refrigeración ni pasteurización, muchas veces la cerveza se echaba a perder antes de llegar a su destino.

Fue así como los maestros cerveceros de la época se dedicaron a encontrar una solución, y lo lograron: fue tan secillo como aumentar el nivel de graduación alcohólica y añadir más lúpulo, conocido ya por sus propiedades antibacteriales y conservadoras. El resultado fue una cerveza más fuerte, con mucho más aroma y amargor.

De esta manera, esta cerveza se popularizó y se convirtió en un estilo que fue refinado y modificado a lo largo de los años, dando origen a más variedades y recetas. Las IPAs como las conocemos el día de hoy, fueron resultado de una reinterpretación que surgió en los años 70s en EEUU, y que ahora conforma uno de los estilo más deseados y amados de cerveza.

TheBeerLabTeam

¿Qué es el Barley Wine?

Dentro de los numerosos estilos de cerveza que existen desde hace siglos, uno digno de destacar por su historia y originalidad es el llamado Barley Wine. Esta cerveza se trata de la más fuerte de las English Ales, ya que puede llegar a tener hasta 12% de ABV.

Barleywine-Roundup-Gear-Patrol-Goose-Island
Imagen: Gear Patrol

La familia de las strong ales, a la que pertenece el Barley Wine, existe desde el siglo XV. Fue en esta época en la que el uso de lúpulos se popularizó y permitió el desarrollo de estas cervezas, que antes eran difíciles de producir y conservar  ya que se echaban a perder muy rápidamente debido al alto contenido de azúcares que tenían. El lúpulo no solo ayudaba a preservar la bebida, sino que añadió balance a estas cervezas.

Durante los siguientes siglos se utilizaron muchos nombres para este tipo de cervezas fuertes, como Double-double, Stale y por supuesto, Barley Wine, aunque no existían lineamientos establecidos que distinguieran en categorías a esta familia.

En los 1800 surgieron por primera vez distinciones entre el Barley Wine y otras cervezas. Sin embargo no fue sino hasta 1903 que se reconoció propiamente el nombre para denominar este estilo.

Se trata de una cerveza con un carácter a malta intenso, aromas de frutas secas y caramelo. En las versiones más envejecidas se pueden apreciar toques de jerez y vino. El aroma del lúpulo es floral, suave y terroso.

En apariencia, el color puede variar desde ámbar, más común en barley wine americano, y marrón oscuro con reflejos cobrizos o rojizos. La capa de espuma no es muy densa, suele ser de color blanca. En temperaturas bajas se puede volver un poco turbia, pero cuando se calienta regresa a su color original.

El sabor a malta es intenso, con reminiscencias a nuez y caramelo en las versiones oscuras. El dulzor procedente de la malta se percibe en el paladar, y el final puede ser moderadamente dulce y seco dependiendo del periodo de envejecimiento.

Definitivamente el Barley Wine se trata de una cerveza única en características e historia, y que afortunadamente ha cobrado popuaridad en años recientes con el crecimiento de la industria artesanal.

TheBeerLabTeam

Fuente: Cerveza Artesanal

Cuántas cervezas debes tomar al día, según la ciencia

A lo largo de los años se han realizado numerosas investigaciones para evaluar los beneficios y efectos que el consumo moderado de cerveza puede tener sobre la salud de los consumidores. Una de las más recientes, realizada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en España, ha publicado sus nuevos hallazgos en este rubro.

El trabajo se enfoca en los efectos de la cerveza en la salud cardiovascular y metabólica de los consumidores, y han encontrado que el consumo de cerveza  se asocia con un menor riesgo cardiovascular, una disminución del riesgo de diabetes en hombres y un aumento de la densidad de la masa ósea.

Los datos también señalan que el consumo de una o dos cervezas diariamente en hombres y una cerveza al día en mujeres se ha asociado con dichos beneficios para la salud. Cabe recalcar que el estuido busca resaltar la importancia de consumir responsablemente las cantidades indicadas de alcohol a la semana, distribuyéndolas de manera regular y sin episodios de excesos. Estos datos también se refieren a un estilo de consumo en el cual se acompaña la ceveza con las comidas, de manera que se pueda disfrutar de dichos beneficios.

TheBeerLabTeam

La primera granja hidropónica de lúpulo

Imagen: Insider

Una granja en Gales está liderando el camino en el suministro de insumos para cervezas artesanales,al ser la primera granja de lúpulo hidropónico que se ha establecido.

Gareth Davies, fundador y director de Dark Farm, ha decidio cultivar sus lúpulos de manera poco tradicional, ya que convencionalmente el lúpulo se cultiva en grandes extensiones de campo. En este caso, el lúpulo es cultivado en macetas, en interiores, utilizando métodos de cultivo hidropónico, que normalmente se utilizan para cultivos como hojas de ensalada y hierbas en lugar de una planta que puede alcanzar los 7.5 metros de altura.

Se cree que este es el primer cultivo hidropónico de lúpulo en todo el Reino Unido. Dark Farm ofrece una suscripción de lúpulo trimestral a los cerveceros caseros. Está destinado a demostrar que los beneficios de la hidroponía pueden revolucionar el cultivo de lúpulo.

Cultivar lúpulo en un ambiente controlado y ajustar la alimentación de nutrientes de acuerdo con su ciclo de crecimiento ahorra una gran cantidad de agua, además de proteger al lúpulo de plagas y enfermedades. Dark Farm cuenta actualmente con alrededor de 400 plantas de lúpulo, compuestas por 12 variedades diferentes.

El cultivo de lúpulo de esta manera se ha realizado con éxito en los EE. UU. Durante varios años, y se estima que este método de cultivo puede producir el mismo rendimiento utilizando una décima parte del área, en comparación con los métodos tradicionales.

Gareth tiene una visión clara de ampliar aún más las operaciones para proporcionar empleo a más personas locales, además de actuar como un centro para inspirar a otras empresas rurales y urbanas a adoptar la sostenibilidad junto con la comunidad y los negocios.

TheBeerLabTeam

Nota original: Wales Farmer

3 tendencias cerveceras para este verano

imagen: Sip Magazine

Llega el verano y con él las temperaturas altas ¿qué mejor manera de hacerles frente que con una cerveza fría? Cuando estés eligiendo tu bebida veraniega por excelencia este año, toma en cuenta estas 4 grandes tendencias cerveceras que te inspirarán a probar algo nuevo, quizás descubras tu nueva cerveza favorita!

  1. Las favoritas de este año: Sour beers

En blog pasados hemos hablado sobre el creciente mercado de las sour beers, o cervezas ácidas, que destacan por sus sabores agrios y la presencia de ácido cítrico o láctico. Se tratan de cervezas con aromas frutales o florales, y que son refrescantes y energetizantes, perfectas para un día soleado.

2. Cervezas infusionadas

La gran variedad de cervezas que incorporan frutas y flores en sus recetas no para de crecer, y cada vez más cerveceros apuestan por crear cervezas divertidas y saborizadas que recuerdan a cocteles playeros. La oferta es más grande de lo que te puedas imaginar, por lo que seguramente encontrarás alguna con sabores que te atraigan. Algunos ejemplos de sabores que suenan geniales para el verano son mango, frutos rojos y cítricos.

3. Smoothies de hard seltzer

Así es, las hard seltzer siguen dominando el mercado de bebidas, y ahora con un nuevo giro: bebidas cremosas y ricas hechas con fruta, el remedio perfecto para un golpe de calor. Algo así como una nueva y mejorada piña colada. A pesar de que no se consideran cervezas como tal, es indiscutible el éxito que estas bebidas carbonatadas han tenido, así que ¿por qué no atreverse a probar una?

TheBeerLabTeam

Fuente: Eat this, not that

Por qué deberías beber cerveza de un vaso

Seguramente más de una vez has destapado una botella de cerveza bien fría y bebido directamente de ella, lo cual es perfecto para un refrescante y práctico trago, sin embargo, al hacer esto te estás perdiendo de gran parte de la experiencia de beber cerveza. Aunque puede parecer indiferente, es mejor servir la cerveza en un vaso, sobretodo si se trata de una cerveza artesanal, y te explicamos el porqué:

Como bien dice un dicho, “los ojos comen primero” y una cerveza artesanal se aprecia visualmente al servirse. Además, puedes conocer más de tu cerveza con un simple vistazo: el color, la turbidez o la espuma son indicadores del tipo de ceerveza que se encuentra frente a ti, y pueden darte pistas para saber qué esperar de ella.

Por otro lado, los aromas de una cerveza están diseñados especialmente para completar la experiencia de beberla, y al beberla de una botella muchas veces no se pueden apreciar por completo. En cambio, al servirse en un vaso, los aromas se “activan” con la carbonatación. Las mismas burbujitas que forman la cabeza de la cerveza liberan aroma cada vez que revientan!

Por último, por si no era suficiente, servir tu cerveza en un vaso ayuda a que te caiga mejor en el estómago; si eres una de esas personas que no pueden soportar el gas de la cerveza (a todos nos ha pasado el temido empachamiento) beber cerveza de un vaso bine servido disminuye la carbonatación, lo que significa menos gas dentro de tu cuerpo.

TheBeerLabTeam

Levaduras: la vida de la cerveza

imagen: Just Beer

En blogs anteriores hemos hablado sobre el importante papel del lúpulo de aportar características aromáticas y se amargor a la cerveza, sin embargo, otro ingrediente esencial que muchas veces pasa desapercibido es la levadura. La levadura es la responsable del proceso de fermentación que ototorga vida (y alcohol) a una cerveza.

Pero para empezar, ¿qué es una levadura? Básciamente, ¡las levaduras son microorganismos unicelulares vivos! Pertenecen al reino de los hongos, y consumen los azúcares disponibles en su medio para generar CO2 y etanol durante el proceso de fermentación. Es decir, sin levadura la cerveza no tendría carbonatación ni alcohol, y sería una bebida dulce. La especie de levadura utilizada para hacer cerveza, pan y otros alimentos se conoce como Saccharomyces cerevisiae.

La levadura también define el estilo de una cerveza: la levadura de lager, de baja fermentación, se asienta en el fondo del fermentador y responde mejor a temperaturas frías, mientras que la levadrua de ale se desarrolla en la superficie de la cerveza y reacciona mejor a temperaturas más cálidas.

Lo fascinante de la levadura es que, al igual que el lúpulo, existen miles de variedades que otorgan sobretodo sabores frutales a una cerveza, y que son cultivadas especialmente para crear experiencias cerveceras únicas.

TheBeerLabTeam

¿La cerveza artesanal caduca?

Imagen: Jeffrey Greenberg/Universal Images Group via Getty Images

¿Tienes una cerveza que lleva meses en el fondo de tu refri y te preguntas si es mala idea tomarla? La respuesta corta es que no es necesariamente mala, ya que la cerveza nunca caduca. Sin embargo, probablemente te has dado cuenta de que las etiquetas generalmente indican una fecha de consumo preferente; esto quiere decir que si bien la cerveza no está expirada, hay una ventana de tiempo en la cual se recomienda consumirla.

En realidad, las cervezas continúan con un proceso de evolución incluso después de embotellarse, por lo que los sabores, aromas e incluso la carbonatación que los cerveceros diseñaron para la experiencia de bebida pueden modificarse al llevar mucho tiempo en almacén. Por supuesto, también se debe tomar en cuenta el estilo de la ceveza, ya que cada uno tiene diferentes tiempos de fermentación y maduración.

En general, las cervezas estilo IPA, Saisons y aquellas muy lupuladas son las que tienen menos vida de almacén ya que los sabores se disfrutan mucho más cuando son frescas, y se recomienda beberlas en un tiempo máximo de alrededor de 6 meses desde su elaboración. Por otro lado, cervezas oscuras como las stout o porter pueden pasar mucho más tiempo sin consumirse, hasta 2 años después de su elaboración. Existen incluso algunas cervezas que pasan por un proceso de maduración y de hecho se beben hasta pasar la marca de los años.

Un factor que hay que tener en cuenta, por supuesto, son las condiciones de almacenaje, ya que la temperatura y la exposición a la luz pueden hacer que una cerveza envejezca con mayor rapidez. Pero en general, no, tomar una cerveza vieja no te hará daño, más allá de un posible mal sabor en la boca.

TheBeerLabTeam

Cervezas Híbridas

Si te gusta la cerveza es seguro que conoces las dos grandes clasificaciones cerveceras: lagers y ales. La diferencia entre estos tipos de cerveza radica principalmente en los tipos de levadura que se usan: de fermentación baja para las lagers y fermentación alta para las ales, así como las técnicas de elaboración especiales para cada estilo. Sin embargo, existe un tercer estilo de cerveza, menos conocido, que no puede clasificarse en ninguno de estos dos grupos: la cerveza híbrida.

La razón por la que se necesita una tercera clasificación es que durante su elaboración, la cerveza híbrida incorpora y combina técnicas de lagers y ales. Es decir, no se limita a seguir las recetas convencionales sobre cómo debe elaborarse una receta de fermentación baja o alta, si no que combina procesos de ambos para crear algo completamente nuevo. Por ejemplo: una cerevzapuede ser elaborada con levaduras ale pero después seguir un proceso de fermentación largo y a temperaturas frías como aquel de las lagers.

A pesar de que las cervezas híbridas pueden sonar como un concepto reciente o nuevo, existen recetas bastante viejas, tradicionales que caen en esta clasificación. Realmente, las cervezas híbridas son una categoría extremadamente amplia, y resultan más bien una manera sencilla de nombrar a las bebidas que no logran encasillarse como lagers o ales.

TheBeerLabTeam

Maridaje de cervezas: las Tres Cs

imagen: Food and Wine

Si te gusta el mundo de la gastronomía es seguro que más de una vez has esuchado sobre el maridaje de vinos, pero ¿sabías que también se puede maridar la cerveza a la perfección para combinar con tus platillos favoritos? La cerveza ciertamente es más versátil que otras bebidas, por lo que uno suele pensar que va con cualquier comida. Sin embargo, hay unas simples reglas que puedes seguir para ayudarte a sacarle más provecho a tus combinaciones culinarias y cerveceras:

La “regla de las Tres Cs” se refiere a 3 principios básicos en inglés: Complement, Contrast y Cleanse

Complement: Complementar los sabores

Al elegir una cerveza usando esta técnica, se trata de identificar los sabores y aromas que comparten el platillo y la cerveza, es decir, las similitudes entre sus perfiles. Por ejemplo; postres con frutas y cervezas frutales, o platillos ahumados y cervezas con notas amaderadas.

Contrast: Contrastar con sabores opuestos

Al contrario que con la técnica anterior, al usar el contraste para elegir una cerveza, debemos tomar en cuenta aquellos sabores y aromas del platillo que nos interesen y buscar sus opuestos en la cerveza. Estas combinaciones balancean de manera maravillosa el platillo, y ofrecen una experiencia mucho más enriquecedora.

Cleanse: Limpiar el paladar

Para este último estilo de maridaje, la cerveza se trata de una herramienta para limpiar el paladar, perfecto para platillos grasosos o muy ricos en especias. La cerveza ofrece además carbonatción, que ayuda a despejar las papilas gustativas de la sensación pesada de algunos platillos.

TheBeerLabTeam