Yucatán y su innegable problema de alcoholismo

En artículos anteriores hemos hablado sobre el consumo de cerveza en México y el papel que juega el alcohol en el contexto social y cultural de los mexicanos. A raíz de la reciente Ley Seca, se hizo más evidente que nunca la “necesidad” de estas bebidas a lo largo de todo el país.

En el caso de Yucatán, el alcohol no es sujeto de bromas, ya que somos el tercer estado con mayor consumo de bebidas embriagantes, tanto en frecuencia como en cantidad. El promedio anual de consumo de cerveza de un yucateco es de 80 litros, más de 10 litros sobre el promedio nacional.

Cabe aclarar que esas cifras cuentan a las personas mayores de 20 años, por lo que los número reales podrían aumentar drásticamente al contabilizar los casos que corresponden a menores de edad.

Estas costumbres se reflejan, desgraciadamente, en uno de los mayores problemas a los que nuestro estado se enfrenta: Yucatán es el primer lugar nacional en índices y casos de alcoholismo, situación que ha ido empeorando con el tiempo.

Cada año las cifras de personas con daño hepático relacionado con el exceso de consumo de alcohol, así como los casos de intoxicación aguda por alcohol (IAA) han visto un aumento constante. Yucatán es el primer lugar en casos de intoxicación etílica, con cantidades que triplican a aquellas de las entidades que le siguen en el marcador.

Durante el reciente periodo de Ley Seca, se esperaba que los ingresos a hospitales por intoxicación etílica disminuirían, pero eso sólo fue cierto durante la primera semana. Después de eso, el conteo de casos regresó a la “normalidad”, con ocho pacientes cada 24 horas.

El director de Centros de Integración Juvenil, una asociación que trabaja con jóvenes alcohólicos y adictos, dice que se trata de un fenómeno cultural. Las causas son difíciles de señalar puntualmente, ya que existen muchos factores tanto sociales como económicos que inciden en el consumo excesivo de alcohol. Es posible que se trate incluso de predisposición genética.

Lo que es innegable es que la falta de programas de prevención y educación juega un rol importante en esta situación. Es necesaria una mayor inversión en programas permanentes de concientización, así como de tratamiento psicológico para alcohólicos. De lo contrario, este problema seguirá a la alza, cada vez cobrando más victímas.

TheBeerLabTeam

Fuentes:

Diario de Yucatán

El Universal

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s