#trendalert

Una de las tendencias mundiales en el cosmos de la cerveza apunta hacia las similitudes que ésta comparte con otra bebida fundamental: el café.

Es muy común que, durante nuestras largas y productivas horas de trabajo, los colaboradores del proyecto #TheBeerLab consumamos muchas tazas de aromático café, esto por la sencilla razón de que, además de ser auténticos #beerlovers, también somos temibles #coffeelovers, es por esto que nos ha llamado poderosamente la atención una #tendencia que, por lo pronto, está tomando fuerza en Estados Unidos y de la que hoy queremos contarte ya que seguramente la veremos pronto en nuestras ciudades.

Resulta que se ha ido develando que fabricantes independientes de cerveza están comenzando a tostar sus propios granos de café. ¿Sorprendente? Sí, si lo es, aunque ambas bebidas mantienen un añejo amorío que, para los conocedores, no es tan secreto. Cupido se esconde en las maltas oscuras que tienen sabores tostados y en granos de café que invaden el proceso cervecero para fortalecer el sabor y consistencia. El resultado es una explosión al paladar única en colores de una #porter y una #stout.

Beerphoto
The BeerLab

Las encuestas. Days are numbers.

En Estados Unidos de América, país adorador de la estadística, un estudio publicado por la Asociación Nacional del Café en febrero de este año, muestra que la cerveza tiene un fuerte competidor como bebida favorita de los estadounidenses: el café. Esto en el conocimiento de que el 64% de los norteamericanos comienza o termina su día con una taza de café.

La información anterior es relevante en términos de consumo porque, si se revisan los números que arroja una encuesta realizada por Gallup en 2018, se tiene que la tasa de consumo de alcohol entre su población fue del 63% encontrándose que, de ese porcentaje, un 42% prefiere la cerveza sobre cualquier otra bebida alcohólica.

 Tenemos claro que la cerveza y el café cumplen funciones profundamente diferentes; mientras que el café es el boost con que todos buscamos para despertar, concentrarnos y mantenernos alerta y activos, la cerveza es una recompensa después de pasar 8 horas o más en el trabajo proporcionándonos un ámbito de relajación y descanso ameno. Sin embargo, y a pesar de esas diferencias socioculturales y espaciotemporales, comparten características comunes: ambas provienen de un proceso de selección cuidadoso, de una esmerada elaboración y nos ofrecen gustos y placeres al tomarlos en colectivo o de manera individual.

Estas son, sin duda, algunas de las razones por las cuales será cada vez más común que los clientes de una cervecería podrán comenzar a ver una selección de marcas de café especiales acurrucadas junto a las #IPA, #pilsners y #ales mirándose coquetamente con las #stout.

TheBeerLab ©
TheBeerLab ©

Creatividad en juego. You Really Got Me

“Somos cerveceros y el café se está preparando”, dice Michael Oxton, cofundador de Everett, Night Shift Brewing. En 2012, cuando abrieron sus puertas, sólo vendían cerveza pero, rápidamente, en los siguientes 7 años, su identidad se expandió y sumaron el café a su oferta.

Cerca de este lugar, otro empresario enfatiza la palabra “arte” en “cerveza artesanal”. “Definitivamente queremos crear ofertas sinérgicas… cuando vienes a la cervecería, si no eres un consumidor de cerveza, puedes probar productos artesanales alternativos”. Eso abarca mermeladas, productos en escabeche, queso, charcutería y café que se vende a través de Kahfee Roasting Company una la marca complementaria de Percival Brewing Company.

La tendencia indica que las cervecerías independientes brindarán a sus clientes cada vez mayor acceso a combinaciones de productos poniendo énfasis en educar al consumidor sobre los procesos de producción; actualmente es frecuente que los equipos de la sala de cocción se encuentren a la vista de los clientes para que pueden admirarlos, preguntar sobre el procedimiento que al momento se desarrolla, interactuar con los maestros cerveceros y colaboradores lo cual, desde luego, es un must más allá del simple marketing.

Es una invitación a pasar a la casa, a hacernos cómplices de las recetas, a hacer nuestros los productos.

“Una de las cosas que aprendimos durante nuestros 8 meses de pruebas”, reflexiona un empresario, “es el hecho de que muchas personas no sabían de dónde venía el café”.

Puede sorprender que los estadounidenses, dada la cantidad de café que toman todos los días, no sepan mucho sobre sus orígenes, cómo se cultiva, procesa y tuesta, pero para las cervecerías que se sumergen en el mundo del café, los orígenes son esenciales.

Calidad, una primicia. Every Breath You Take

“No hay duda de que la importancia del origen en el café lo es todo… todo se deriva de ahí”, dice Brayden Volk, de Hoof Hearted Brewing de Ohio quien compara el café con el vino, el ambiente en el que crecen los granos y cómo se manejan tiene un impacto directo en el desarrollo de los sabores y aromas que se obtienen y cómo esos sabores pueden alterarse en el tostado.

Los sabores y posibles perfiles de sabor que se descubren en el café tienen una gran afinidad con la cerveza, además de que el café es un gran potenciador para los estilos de cerveza que van desde las stouts y porters hasta lo más inesperado y asombroso. En esto no existen límites más que la sorpresa, lo desconocido y el respeto por ambas bebidas.

Todo aficionado a la cerveza artesanal ha probado su justa porción de cervezas oscuras aumentadas con café, pero ¿qué pasa con un Berliner Weisse?

Volk cita una colaboración que Hoof Hearted hizo con la gente de Other Half Brewing: El Camino Misfires, una Berliner Weisse hecha con vainilla, fresas y café Hoof Hearted en la que usaron granos yirgacheffe etíopes para la preparación, porque “tal vez sería una combinación interesante considerando el resto de los ingredientes que se pedían en la cerveza“. Describe los resultados como una “galleta de frambuesa pop “, que suena igual de delicioso y peligroso, incluso para una cerveza que llega a sólo 3,80% AbV. Las combinaciones de sabores en la mezcla de cerveza y café son infinitas, y en ocasiones también extrañas, y este es quizás el mayor atractivo de tostar café pensando en cerveza.

Los aspectos financieros y logísticos del tostado de café representan obstáculos reales para cualquier cervecería que deseé elevar su producción de cerveza y de café. Pero vale la pena superarlos. El éxito en uno, no necesariamente se correlaciona con el éxito en el otro, pero los beneficios de agregar café a los menús de las cervecerías son innumerables: aparte de la ventaja obvia de tener un café excelente además de la cerveza, tostar café también puede cambiar la perspectiva a la hora de elaborar cerveza. Cuanto más y mejor se vende el café, más se impulsa el mejoramiento de la calidad en la cerveza.

Preparar café simplemente significa crear algo especial, y de eso se trata en primer lugar la elaboración de cerveza independiente.

Fuente: hopculture

TheBeerLab

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s